TV3 oculta que Sastre asesinó a Bultó

El Pleno del Consejo Audiovisual de Cataluña ha aprobado con tres votos en contra (el de las consejeras Carme Figueras y Eva Parera y el mío) y tres votos a favor (gracias al voto de calidad del presidente del Consejo) un acuerdo que básicamente señala que no queda demostrado que quién fue condenado por el brutal asesinato del industrial José María Bultó, al adosarle una bomba en el pecho para conseguir 500 millones de pesetas fuera, en realidad, quién lo mató. Eso no lo dice la Audiencia Nacional ni el Tribunal Supremo, no. Eso lo dice el Consejo Audiovisual de Cataluña… con un par. De este modo tan peculiar, el CAC exculpa al periodista Xavier Grasset y al programa Más 324 del Canal 3/24 de TV3 por faltar a la verdad diciendo que “a raíz de la muerte del industrial José María Bultó (Carles Sastre) fue detenido, encarcelado en junio del 77″.  Desde mi punto de vista,  la presentación y la entrevista a Carles Sastre hecha por Grasset, constituye una manipulación del lenguaje, una tergiversación de unos hechos históricos y cuestionan el principio de veracidad que debe ser siempre un principio rector de un medio de comunicación, en especial si se trata de un medio público.

La realidad es que José María Bultó no murió de una gripe, ni de un accidente de tráfico. La realidad, como ha quedado probado por sentencia judicial firme es que Carles Sastre fue detenido y encarcelado por el brutal asesinato. Emplear el término “muerte”, como hizo Grasset,  desvirtúa los hechos, ya que el término “muerte” no conlleva necesariamente una acción directa y violenta en el fallecimiento del señor Bultó. Banalizar un asesinato al no considerarlo como tal es impropio de una Televisión Pública.

Además, el periodista de la Televisión de Cataluña afirmó que “Carles Sastre ha sido el preso político de Terra Lliure que más años ha pasado en la cárcel” sin mencionar, aunque fuera de pasada, que, en realidad, Sastre fue detenido y condenado por un delito común. Que el CAC, en su acuerdo, justifique que TVC se refiera a Sastre como “preso político” equiparando como así lo hace con Nelson Mandela resulta del todo inadmisible en democracia.

Ahora bien, lo más sorprende de la decisión del CAC es que para exonerar a Grasset y a Televisión de Cataluña de cualquier tipo de responsabilidad se ha utilizado un auto de la Audiencia Nacional del año 2010, referido a otro de los procesados, Jaume Martínez Vendrell, diciendo que si Sastre hubiera recurrido su sentencia –cosa que no hizo- podría haberse llegado a dudar de su participación en estos hechos. El CAC, por primera vez en su historia, recurre a la ficción legal de concluir, por su cuenta y riesgo, que es lo que hubiera resuelto un tribunal en una hipotética demanda que nunca se presentó, todo para justificar que TVC actuó correctamente…

Anuncios

Terribas, la octava candidata

ter_457

Los consejeros Daniel Sirera, Carme Figueras y Eva Parera hemos votado en contra del Acuerdo 2/2016, de 19 de enero, del Consejo del Audiovisual de Cataluña, en relación con la conducción por parte de Mónica Terribas del debate electoral emitido por TV3 y Catalunya Informació el 20 de septiembre de 2015. Este acuerdo ha sido aprobado por el 50% de los miembros del Consejo gracias al voto de calidad del Presidente del CAC. El 50% de los miembros del CAC que hemos votado en contra del Acuerdo consideramos que la conducción de la persona que moderó el debate electoral emitido simultáneamente por TV3 y Catalunya Ràdio, no se ajusta a las previsiones del Manual de uso del Libro de estilo de la CCMA, ya que en determinados momentos expresa opiniones personales y dirige alusiones valorativas a diferentes participantes en el debate en relación con sus intervenciones.

En el epígrafe 2.1.1.6.5 del Manual de uso, relativo a los debates, se establece que “La persona que modera el debate se encarga de ordenar las intervenciones de los participantes de manera equilibrada, guía la discusión, la conduce atendiendo al criterio de interés informativo y no toma partido por ninguna tesis”.

El propio Acuerdo reproduce lo que se señala en el informe del Área de Contenidos del Consejo sobre el debate, en el sentido de que no todas las intervenciones de la Sra. Mònica Terribas, sino sólo “la mayor parte”, tienen como objetivo principal ordenar los turnos de palabra de los participantes y guiar la discusión atendiendo al criterio de interés informativo. Así pues, entendemos que la expresión “la mayor parte”, implica que hay ocasiones en las que la conductora se ha extralimitado en sus funciones.

La persona conductora de un debate electoral de un medio público no puede convertirse en protagonista ni copartícipe del debate expresando sus opiniones personales, que pueden significar una toma de partido. Del mismo modo, no debe intervenir en una confrontación entre candidatos tomando partido por ninguno de ellos.

Finalmente, pese a que cada profesional puede traslucir un determinado estilo propio, la persona conductora debe ser neutral en sus intervenciones. Esta premisa, que hay que cumplir en todo momento, cobra más importancia aún en la introducción y la despedida del debate, momentos en los que el conductor o conductora tiene el protagonismo.

¿Quién marca la línea editorial de Catalunya Ràdio?

Los consejeros Daniel Sirera, Carme Figueras y Eva Parera hemos votado contra el Acuerdo 3/2016, de 19 de enero, del Consejo Audiovisual de Cataluña en relación con los contenidos de la sección “La portada” de Mònica Terribas del programa El matí de Catalunya Ràdio durante los días de campaña electoral del 27S.

Este Acuerdo ha sido aprobado por el 50% de los miembros del Consejo, gracias al voto dirimente del presidente del CAC. El otro 50% nos hemos opuesto porque consideramos que en las diferentes ediciones de “La portada” analizadas hay elementos suficientes para considerar que se vulnera el Libro de estilo de la CCMA y los principios generales que deben cumplir los profesionales de los medios públicos, especialmente el de neutralidad y el de imparcialidad.

En la web de la CCMA se define “La portada” como “un espacio de opinión donde Mònica Terribas marca la línea editorial del día”. A nuestro entender, la propia definición del espacio ya da cobertura a la posibilidad de emitir opiniones y a tener línea editorial, dos cosas con un dudoso encaje en un medio público.

Por otra parte, el espacio “La portada” queda dentro de la primera franja del programa El matí de Catalunya Ràdio considerada como “franja informativa”, que abarca el horario de las 6 de la mañana a las 11 horas y, por lo tanto, como espacio informativo, está sujeto a los principios de imparcialidad, veracidad, neutralidad y pluralismo.

En el epígrafe 2.1.1.6.1.1.2.3 Sumarios radiofónicos del Libro de estilo se establece que “En los sumarios o portadas anunciamos el contenido de un programa o espacio informativo, con una selección de los temas más relevantes que desarrollaremos después, o con uno solo. Aunque las portadas pueden tener un estilo más personal e informal que otras piezas informativas, no podemos expresar opinión. Sí que podemos interpretar la realidad e incluso introducir algún elemento valorativo, siempre que mantengamos la imparcialidad de la información”.

Del análisis de los contenidos de cada uno de los espacios “La portada” de los días 11 al 25 de septiembre correspondientes a la campaña electoral de las elecciones al Parlamento de Cataluña del 27S, se desprende que la Sra. Mònica Terribas no se limita a hacer un sumario de las noticias del día y a anunciar el contenido del programa, sino que emite juicios de valor y posicionamientos personales en determinadas cuestiones políticas.

Del análisis en conjunto de todos los juicios de valor y posicionamientos personales emitidos, se desprende un posicionamiento político que pone de relieve la existencia de una línea editorial que no debería producirse nunca en un medio público, con un deber claro de neutralidad e imparcialidad. Este hecho resulta aún más grave si se tiene en consideración que se ha producido en campaña electoral, donde la exigencia de neutralidad y de imparcialidad es, si cabe, más necesaria.

El CAC entra en campaña electoral analizando las TV nacionales y obviando els Matins de TV3 y el 3/24

 

El Acuerdo, 140/2015, de 18 de noviembre, del Consejo del Audiovisual de Cataluña, sobre el seguimiento de la campaña de las elecciones a las Cortes generales del 20 de noviembre de 2015, adoptado por tres votos a favor, tres en contra y el voto de calidad del presidente del CAC, prevé incorporar en los análisis de seguimiento de la campaña el seguimiento diario de las informaciones, entrevistas y debates sobre la campaña electoral de las televisiones de ámbito estatal: La 1 de TVE, Telecinco y Antena 3 y, en cambio, no prevé analizar los informativos de Els matins de TV3 ni ninguna rueda informativa del canal 3/24 de Televisió de Catalunya.

Los consejeros abajo firmantes nos oponemos al Acuerdo por los siguientes motivos:

  1. El ámbito competencial del CAC se circunscribe al seguimiento y control de los medios audiovisuales de ámbito catalán, incluyendo TVE en su desconexión para Cataluña y, evidentemente, todos los canales de la CCMA. Pese a ello, el Acuerdo no recoge nuestra petición de análisis de los informativos de Els matins de TV3 ni ninguna rueda informativa del 3/24.
  1. No es justificable el uso de recursos públicos en tareas de análisis de medios que no están bajo la competencia del Consejo. La inclusión de estas televisiones incrementará considerablemente el número de horas de personal necesario para el visionado y el análisis de los informativos y magazines informativos de las tres cadenas de ámbito estatal, que no se dedicarán a analizar toda la programación de la televisión pública de Cataluña.
  1. Como ya manifestamos en nuestro voto particular en relación con el Acuerdo 119/2015, de seguimiento de la campaña de las elecciones al Parlamento de Cataluña, es imprescindible garantizar el deber de neutralidad que el Consejo debe mantener en todo momento. Con la inclusión, una vez más, de las cadenas estatales en el informe de seguimiento de la campaña electoral se corre el riesgo de entrar en una comparativa de carácter político en la que el Consejo, como organismo regulador, independiente y autónomo, no debe entrar y tampoco debe fomentar.
  1. El ámbito territorial de estas elecciones justifica aún menos el hecho de que el Consejo quiera asumir competencias que le corresponden a otros organismos del Estado, en especial a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Daniel Sirera –  Carme Figueras  – Eva Parera

Y la neutralidad de los medios de comunicación públicos catalanes, ¿quién la controla?

Tras la filtración parcial e interesada que desde el Gabinete de la Presidencia del CAC se ha hecho en relación con el Informe de seguimiento de la campaña electoral de las elecciones del Parlamento de Cataluña del 27 de septiembre, consideramos indispensable manifestar nuestra preocupación por la creciente instrumentalización del CAC por parte del Presidente del Consejo. Cabe recordar que el CAC es un organismo regulador estatutario que debe actuar con plena independencia y neutralidad.

Dicha filtración se ha hecho sin dar opción a los profesionales de todos los medios de comunicación —en igualdad de condiciones— a analizar directamente el Informe en su conjunto y sacar sus propias conclusiones. Entendemos que este hecho significa un claro desprecio a los profesionales del sector.

La filtración no se ajusta a la veracidad del acuerdo aprobado en Pleno con el voto de calidad del Presidente, ya que hace valoraciones del informe que no fueron aprobadas porque no se sometieron a votación. No es cierto que el Pleno afirmara “que Antena 3 ha incumplido la normativa sobre el pluralismo informativo en la campaña para las elecciones autonómicas del 27 de septiembre”, como se ha dicho. Tampoco es cierto que se haya acordado que el CAC lleve a Antena 3 a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y a la Junta Electoral Central, cuando lo único que dice el acuerdo es que el informe se trasladará a estos dos organismos.

Por otra parte, los tres consejeros firmantes queremos dejar constancia de nuestra queja formal por el hecho de que no se nos haya entregado el informe elaborado por el Área de Contenidos desde el momento en que éste estuvo acabado. El hecho de que otros miembros del Consejo hayan dispuesto de él antes, pone de manifiesto una grave irregularidad en el funcionamiento de éste órgano colegiado y una inexcusable traba al desarrollo de nuestro trabajo.

 

Voto particular:

Los consejeros firmantes hemos votado en contra del Informe de seguimiento de pluralismo en las elecciones al Parlamento de Cataluña de 27 de septiembre de 2015, por los motivos que pasamos a explicar:

Primero. Sobre el análisis de televisiones de ámbito estatal

Reiteramos lo expresado en nuestro voto particular al Acuerdo 119/2015, 2 de septiembre, que hasta la fecha todavía no ha sido publicado en la web del CAC, en el que mostramos nuestro desacuerdo a incorporar a La1 de TVE, Telecinco y Antena3 en el análisis de seguimiento de la campaña, por no ser de nuestra competencia y por el uso de recursos públicos que ello comporta.

Por otro lado, debe ponerse de manifiesto que el criterio de proporcionalidad que se analiza en el informe aprobado da lugar a una lectura sesgada, dado que sólo hemos analizado los informativos de mediodía de las tres televisiones de ámbito estatal. Por lo tanto, no pueden extraerse conclusiones acerca de la proporcionalidad de la información relativa a la campaña electoral sin analizar el resto de información, en la que podría haberse compensado el desequilibrio. Por el contrario, en el caso de las televisiones de ámbito catalán como TV3, 8tv y TVE Cataluña, se han analizado casi todos los noticiarios informativos.

Segundo. Neutralidad de los medios públicos de Cataluña (Televisió de Catalunya y Catalunya Ràdio)

El informe no analiza el cumplimiento de las misiones de servicio público al que la ley obliga en relación con el cumplimiento del principio de neutralidad, imparcialidad y equilibrio en las informaciones, entrevistas y debates. Estos consejeros han alertado sobre este hecho y han pedido repetidamente, en sesiones plenarias del Consejo, que se analizaran:

  • Posibles incumplimientos del deber de neutralidad.
  • Situaciones de toma de partido de algunos profesionales de la CCMA en la campaña electoral.
  • Existencia de una posible línea editorial que implique un posicionamiento de parte del medio público.

No creemos que el Consejo del Audiovisual de Catalunya pueda obviar la verificación de este hecho en el momento de emitir el informe sobre la cobertura de la información sobre las elecciones y de la campaña electoral.

La toma de partido y la falta de neutralidad a las que nos referimos han sido objeto de artículos de opinión en la prensa escrita. En situaciones similares, el CAC ha actuado de oficio ante la trascendencia pública de los hechos denunciados. No ha sido así en esta ocasión.

Por otro lado, forma parte de las obligaciones del CAC —artículo 115 de la Ley del Audiovisual de Cataluña— velar por el cumplimiento de las misiones de servicio público por parte de los medios de la CCMA. Esta obligación debe ser abordada ante la mínima sospecha de incumplimiento.

Tercero. Tratamiento de las informaciones relacionadas con las resoluciones de la Junta Electoral por parte de los medios públicos de la CCMA

En el Informe aprobado no se analiza el tratamiento de las noticias sobre la Resolución de la Junta Electoral Central en relación con la compensación por la retransmisión de la Via Lliure. El CAC no puede obviar un análisis más preciso ante un posible tratamiento imparcial del tema, ya que, de los datos cuantitativos del Informe aprobado, se desprende el posicionamiento de parte de la CCMA. En todo conflicto, un medio público está obligado a dar voz a todas las partes implicadas de modo equilibrado, un hecho que no se ha producido en este caso. El CAC no puede ser permisivo en la utilización hecha por parte de los medios públicos cuando dan su propia versión menospreciando el derecho de los partidos políticos a recurrir a la Junta Electoral y a reclamar neutralidad y proporcionalidad.

Por otra parte, falta un análisis preciso del tratamiento que hizo Televisió de Catalunya y Catalunya Ràdio en la emisión de los espacios compensatorios ordenados por la Junta Electoral Central, a fin de evaluar si dicho tratamiento se realiza respetando el espíritu de no causar un perjuicio a las fuerzas políticas no presentes en la Via Lliure.

Daniel Sirera

Carme Figueras

Eva Parera

El CAC entra en campaña

Voto particular que presentan los consejeros Carme Figueras, Daniel Sirera y Eva Parera, al acuerdo 119/2015 del Consejo del Audiovisual de Cataluña sobre el seguimiento de la campaña de las elecciones al Parlamento de Cataluña del 27 de septiembre de 2015.

El acuerdo adoptado en el día de hoy, 2 de septiembre de 2015, por tres votos a favor, tres en contra y el voto de calidad del presidente del CAC, contempla la incorporación del seguimiento diario de las informaciones, entrevistas y debates sobre la campaña electoral de las televisiones de ámbito estatal: La 1 de TVE, Telecinco y Antena3.

Los consejeros abajo firmantes nos oponemos a esta incorporación en los análisis periódicos de seguimiento de la campaña, por los siguientes motivos:

1.      El ámbito competencial del CAC se circunscribe al seguimiento y control de los medios audiovisuales del ámbito catalán, incluyendo TVE en su desconexión para Cataluña. El seguimiento del CAC en el periodo de la campaña electoral debería limitarse, como siempre se ha hecho en elecciones anteriores, a TV3, TVE en Cataluña, 8tv, Punt Avui TV, Catalunya Ràdio y RAC1, que son de nuestra competencia.

2. Consideramos que no es justificable el uso de recursos públicos en tareas de análisis de medios que no están bajo la competencia del Consejo. La inclusión de estas televisiones incrementará de manera considerable el número de horas de personal necesario para el visionado y el análisis de los informativos y magazines informativos de las tres cadenas de ámbito estatal.

3. Los informes de pluralismo son encargo explícito del Parlamento de Cataluña y todos los cambios que se han introducido a lo largo de la historia del CAC han sido consensuados con los grupos parlamentarios, hecho que aquí no se ha producido.

4. Finalmente, consideramos imprescindible garantizar el deber de neutralidad que debe mantener el Consejo en todo momento. Con la inclusión de las cadenas estatales en el informe de seguimiento de la campaña electoral se corre el riesgo de entrar en una comparativa de carácter político en la que el Consejo, como organismo regulador, independiente y autónomo, no debe entrar ni fomentar.

El Gobierno catalán, “preparat” para incumplir la ley

Mediante el informe 25/2015, de 29 de mayo, el Área de Contenidos del Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC), ha analizado el contenido del spot publicitario Preparats de la Generalidad de Cataluña, emitido el 25 de mayo de 2015, a las 21.36 horas por el canal TV3. El acuerdo 76/2015 de 3 de Junio de 2015 considera que este spot “se adecua” a lo establecido en el artículo 109 de la Ley 22/2005, de 29 de diciembre, de la Comunicación Audiovisual de Cataluña  (LCA) y que “cumple” con la Ley 18/2000 de Publicidad Institucional.

Mi opinión, en cambio, es contraria a la de la mayoría del Consejo y por los motivos que a continuación detallo debería haberse aprobado un acuerdo instando a la retirada inmediata de la campaña institucional de la Generalidad de Cataluña Preparats.

1. La campaña incumple el contenido del artículo 109 de la Ley 22/2005, de 29 de diciembre, de la Comunicación Audiovisual de Cataluña que establece claramente en su punto segundo que “La publicidad institucional debe cumplir los siguientes requisitos: a) Sólo puede tener como objeto la información sobre los servicios públicos”.

En este sentido, cabe recordar la definición de servicio público que la propia Generalidad de Cataluña hace en los documentos que la Escuela de Administración Pública utiliza para formar a sus funcionarios: El servicio público es la actividad prestacional o de servicio público es la actividad mediante la cual la Administración dispensa determinadas prestaciones materiales a los ciudadanos (por ejemplo, el servicio de aguas, el transporte urbano, la sanidad, la educación, etc.).”

http://eapc.gencat.cat/web/.content/home/publicacions/temaris/administracio_especial/cos_de_titulacio_superior/docs/iv_ladministracio_publica_el_dret_administratiu/tema_13.pdf

En la campaña institucional de la Generalidad de Cataluña no se ofrece a los ciudadanos ninguna información sobre ninguno de los servicios públicos que ofrece la administración autonómica.

2. La campaña incumple el contenido del artículo 4.a de la Ley 18/2000, de 29 de diciembre, de la Publicidad Institucional que establece como principio básico “la utilización no partidista de la publicidad institucional. Ninguna comunicación publicitaria institucional debe ser partidista, ni tener puntos de similitud con la publicidad que lleve a cabo ningún partido político para su propia imagen o la captación de afiliados (…).

Así, a pesar de que la Asamblea Nacional Catalana no es un partido político, el propio CAC la considera un actor político en sus informes de pluralismo y fue precisamente esta entidad la que lanzó la campaña “Estamos preparados para ser independientes”  en la que se repiten lemas, frases e imágenes que también encontramos en la campaña de la Generalidad de Cataluña.

https://assemblea.cat/?q=node/7939

Sin duda, cuando la Generalidad de Cataluña inicia su campaña institucional con la frase “una nueva realidad se acerca cargada de esperanza y renovada ilusión” no está anunciando un nuevo servicio público al servicio de los catalanes sino que está intentando influir en las elecciones convocadas informalmente para el próximo 27 de septiembre que, desde la óptica de algunas fuerzas políticas (entre ellas, las que forman parte del Gobierno de Cataluña), van a servir para culminar el llamado “proceso” que pretende separar Cataluña del resto de España.

PD: Aprovecho este voto particular para denunciar que el Presidente del Consejo ha hecho público el contenido del acuerdo del CAC al que hace referencia este voto particular antes incluso de que éste consejero haya podido presentar este voto particular.  De este modo, el presidente del Consejo ha comunicado públicamente el contenido del acuerdo pero no el contenido del voto particular, lo cual vulnera el artículo 6.2 del Estatuto Orgánico y de funcionamiento del CAC que establece que (…) “los votos particulares (…) se notificarán a las personas interesadas (en este caso, la sociedad catalana) al mismo tiempo que el texto del acuerdo (…).

Para vuestra información, os dejo aquí el link al voto particular hecho por la Consejera Carme Figueras

http://carmefiguerassinyol.blogspot.com.es/2015/06/vot-particular-de-la-conselleracarme.html